viernes, 3 de diciembre de 2010


El destino tiene miedo de saber, 
dónde irá parar el tren, dónde irá a caer.