sábado, 11 de diciembre de 2010

The riot inside keeps trying to visit me


Disparaste en un mi punto débil, destruiste mi vida y sigues persiguiéndome con tus palabras, que llegan al fondo de mi y accionan el botón por el cual automáticamente se procesan mis recuerdos contigo, estos deberían de haber desparecido cuando decidí alejarte de mi. Pero como es lógico si tú no te vas, ellos tampoco.