sábado, 29 de enero de 2011

CHARLOTTE





La niña de los sueños inexistentes, de locuras incomparables, de risas y llantos que enamoran. Esa es ella, la que con poco me ha enseñado mucho, que te da las pocas ganas que le quedan para hacerte feliz, que confía más en ti que tu misma, y que te demuestra que siguen quedando buenas personas en el mundo por las que vale la pena seguir. Yo le daría mi vida entera si tuviese alguna. Carl, no se cómo te conocí, cómo has llegado a mi vida, pero no me importa en absoluto, solo se que personas como tu no se encuentran fácilmente, se que debo valorarte, quererte y cuidarte para que podamos seguir adelante. Espero que tú, fotógrafa/modelo, tardes en desaparecer de mi mente, no mejor no lo hagas nunca. Señorita los años pasan nos hacemos mayores y aprendemos más de esta puñetera vida, pero es así no hay más, toca continuar, seguir y confiar en ti, para que a medida que pasen los años hayas aprendido las suficientes cosas para que el siguiente sea menos difícil. Me queda decir lo típico:
...FELICIDADES PEQUEÑA...