martes, 4 de enero de 2011

Por hacerte sonreír


Hay muchos placeres gratificantes en la vida, muchas cosas que deben sacarte una carcajada o un simple sentimiento de emoción positiva .Pero muchas personas no entienden que para sentir el mayor placer no hace falta yates, dinero, ni cosas grandes. El diminuto y delicado momento de ver sonreir a alguien, ver que está feliz, o simplemente observar como habla o duerme, se convierte en un gratificante gozo de placer para mis sentidos.