domingo, 18 de septiembre de 2011

Cosas de las que darse cuenta



Y aunque te digan mil veces que si, tú sabes que no. Cuando te sonríen te sientes obligado a devolver la sonrisa, y te lo piensas para encontrar algo que te permita mostrar un gesto de felicidad. La mitad de los "te quiero" y "lo siento" no sirvieron de nada, solo palabras que se soltaron y que viven sin significado. Te hablan y tu escuchas, te susurran desde lejos y eres capaz de acudir enseguida. La cobardía te ha soltado de la mano pero añoras su compañía. Te equivocaste al elegir entre rayas o rombos, algo que no tiene mayor importancia para el resto de la sociedad, pero uno de tus mayores errores. Una frase llena de simplicidad cambio tu modo de ver el mundo, y ahora debes tu vida a quien la dijo. Lo importante pierde importancia, la ignorancia disminuye y el miedo decae. A la princesa el reloj le marca las doce y todo vuelve a la cruda realidad.



"She screams in silence
A sullen riot penetrating through her mind

Waiting for a sign
To smash the silence with the brick of self-control"

She-Green Day