lunes, 24 de octubre de 2011

Monster


No puedes confiar en nadie, temes que te destrocen la vida, que te absorban el alma, que te echen más mierda de la que ya tienes, así que prefieres callar y andar con un enorme peso a cuestas. Cuantas veces te han repetido que contar las cosas puede ser bueno, pero tu con tu estilo de tipa dura y cabezota no has hecho mas que callar. Pero todo se acaba aprendiendo ¿verdad?


Se lo que escondes ahí.
¿Perdón?
 (Ella se cubría las muñecas y ponía su mano en el corazón)
Cuéntame todo, confía en mí.
No puedo, son cosas que no he contado a nadie.
No te he preguntado, te he pedido que me lo cuentes.
...
Esperaré. 
Cuando tenia 5 años...