sábado, 19 de noviembre de 2011


 
¡Cobarde!

Y en mitad del relámpago llegó el mal de altura


Siempre creí que aunque mis problemas no se los contara a nadie yo los tenia asimilados y algo superados. Que podía llorar porque ya no me hacían daño y lloraba porque era el momento de empezar a olvidar, de enfrentarme a ellos dándome todo igual. Tengo algo ahí que quiero soltar y dejarlo marchar, pero no puedo. Es como cuando tienes muchísimas ganas de gritar, te dispones a ello pero no te sale la voz, como cuando necesitas correr y huir pero tus piernas no responden o como cuando hay tres segundos de silencio que tu quieres que rellenar con algo pero se te traban las palabras y se alargan los segundos mudos. Y es en ese momento, que sin quererlo llega la frustración, las locuras y las ganas estúpidas de escribir.

-Quiero... que te vayas al Infierno.
 -Sabes, el problema es que a veces...
¡El Infierno viene a ti!

sábado, 12 de noviembre de 2011

3 años tarde


18 minutos. Tragarse las lagrimas, egoísmo absoluto, sueños cumplidos y guitarra nueva en el asiento de atrás. 14 minutos. Vuelta al coche, anécdotas sueltas que contar, ganas de volver a ver, sudor en las manos y frenado en seco. 13 minutos. Viejas iglesias, caminos de tierra y algo especial a lo lejos. 11 segundos. Alguien en el banco junto al perro al igual que siempre, pero sin ella esperándote. Se detiene el coche, sales a saludar, te sientes genial pero sin ella esperándote, nada es igual. 7 segundos. Casa llena de gritos de niños, de pisadas débiles, sacarina en la mesa y una escalera corta y a la vez tan infinita, que no te atreves a subir por no romper a llorar. 4 segundos. Regalos, sensación extraña en el sillón y vuelta al coche. 
Se acabó el tiempo. Pero sin ella esperándote.

"Oh tenesse, what did you write?
I come together in the middle of the nigth.
Oh that’s an ending that I can’t write,
"cause I’ve got you to let me down"".
What ever happened?- The Strokes

viernes, 11 de noviembre de 2011

sábado, 5 de noviembre de 2011

1234...Cubo


Volví a tomar el camino de aquella noche. Al pisar esa calle mojada por la lluvia, recuerdos y más recuerdos a mi cabeza. Frases sueltas de una canción , nuestra canción. Give me more loving than I’ve ever had, make me feel better when I’m feeling sad”. Bajando, mi mente perdía concentración y te sentía más cerca de mi. “Piece me back together when I fall apart”. Fue hace tantos tiempo pero yo lo recuerdo como si fuese ayer, como si volvieras a tomar mi mano, como si no nos hubiéramos despedido nunca, como si realmente lo hubiéramos intentado. Recuerdo cada palabra de esa canción que susurrabas a mi oído. “I’m so glad I found you, I love being around you. You make it easy”. Ahora lo pienso y es tan repulsiva y asquerosa, pero fue de las pocas cosas buenas que compartí contigo. Y cambiaremos ese I love you” por un Fuck it!”