miércoles, 7 de diciembre de 2011

Condones amarillo pastel



Nos quedamos parados, detenidos mientras el mundo se mueve, mientras nuestra vida se agota. Se nos olvida luchar por el miedo a la nada y el ansia de todo. Y no encontramos nuestro lugar, básicamente porque no lo hemos buscado lo suficiente, porque a mitad de camino hemos pedido las ganas. Se nos escapa la esperanza al tercer golpe, o incluso al primero. En ocasiones solo es cuestión de suerte como si das el primer paso con el pie derecho, pero en las siguientes pisadas no es tan sencillo avanzar. No digo que no te tomes un respiro, pero que sea muy rápido, aun quedan cosas que hacer.


Man can now fly in the air like a bird, swim under the ocean like a fish, he can burrow into the ground like a mole. Now if only he could walk the earth like a man, this would be paradise”