martes, 25 de diciembre de 2012

Calla y sigue



Empeño en llenar camas vacías y poco deshechas, da igual si te mientes a ti misma o si aguantas las mentiras de otros. Dudas, desorientación en caricias. Lluvia en los abrazos junto a cosas que ocultar. Gritos mudos y secretos gigantes que te dejan sin poder respirar. Ese querer y no poder que sientes mientras te tumbas en su pecho. El latir que te tranquiliza y te hace volver a engañarte pensando que todo irá bien, y de repente no sabes que haces ahí ni a donde pretendes llegar con todo eso. La lucha de cada mañana se convierte en esa maldita rutina de la que siempre has intentado huir. Eso que lo puede todo y de lo que ahora no puedes escapar, amor lo llaman. 
Yo tengo otro nombre "miedo a la soledad"

¡Duele!. Órgano estupido


Tienes miedo a actuar, y no precisamente como debes. Huyes de lo que quieres, "será un error" te dices a ti misma, pero sabes que lo que sientes crecerá más como sigas por ese camino. Por el camino de las conversaciones cómplices y juegos nocturnos. Hay momentos en los que tu mente se escapa de tu control y solo piensa en él, piensa que no estaría mal dejarse llevar. Porque aunque tú quieras evitarlo todo eso llega, pequeña. Es inevitable y solo te quedan dos opciones actuar o huir, y creo que ya basta de rendirse.

Pasillos llenos de gente, más o menos contentos, pero tú solo buscas que él te encuentre. Que desde lejos te diga te quiero con una mirada. Horas sabias y ganas aumentadas, el miedo se acerca y las ilusiones tiemblan por esa duda enorme en el corazón.

viernes, 7 de diciembre de 2012


"La llama se apagó"