domingo, 6 de enero de 2013

Verbo conjugado en tres tiempos. Te amaba. Te amo. Te amaré



Sofía últimamente, cada vez que miraba a sus ojos, le pedía que no se marchara, que no la dejara escapar que ella también merecía la pena al igual que esas chicas altas, de piernas infinitas, con el pelo tan rubio y brillante, vamos que podía ser una "chica perfecta". A lo que Carlos sin saber como ella se sentía por dentro, respondía con lo que parecía una sonrisa de complicidad.
Descubriste que todo era mentira, y te duele en lo más profundo del corazón. Porque te pones a pensar que las miradas y caricias no tenían ningún sentimiento. De verdad creías que le importabas a alguien, tenías la seguridad de haber llenado un poco tu vacío corazón. Sabias perfectamente que esto iba a pasar, sabias el motivo por el que todo iba a caer, pero aún así asumiste el riesgo. Esta vez no ibas a huir, lo tenías tan claro, y ahora...zas!